¡Ya está bien señor Zoido! ¡Ya está bien señor Rajoy! todo esto parece una verdadera tomadura de pelo

831
Equiparación
Comparte
  • 25
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    25
    Shares

Les voy a contar una parte de mi vida. Me casé muy joven, nada más acabar la carrera. Mi vida en Madrid, no en el País Vasco, era revisar a diario los bajos de mi coche, el cual nunca se estacionaba en el mismo lugar por miedo. Nunca nos sentábamos en la entrada de un bar de espaldas, y jamás tendía la ropa de trabajo en el balcón para que nadie supiera de la profesión. A pesar de todo tipo de precauciones, un 17 de noviembre del año 2000 ocurrió. Me desperté y me puse rumbo a mi trabajo, como todas las mañanas me tomé mi café con Javi, no sabía que ese iba a ser mi último café con él. Estoy escribiendo y no puedo aguantar las lágrimas de dolor. Esa fría mañana de Madrid, en el barrio de Carabanchel, dos cobardes terroristas ponían fin a la vida del joven policía nacional con un tiro en la nuca.

A día de hoy, todavía tengo cierta reserva por publicar quien soy o quién es mi familia, admiro a COVITE, Consuelo Ordoñez, Maite Pagaza o José Alcaráz entre muchos otros, por su valentía y lucha diaria.

Hoy desayuno oyendo en la radio que el ministro del interior quiere dar de aumento salarial una miseria. Se han valido de que los guardias civiles no poder estar sindicados para exigir y les puede la jerarquización militar, y que las típicas revanchas por méritos profesionales, les alejaban tanto a guardias como a policías.

Pero llegó un órdago al gobierno, Cataluña se deteriora y marchita poco a poco porque el frente de independentistas se quiere separar, solo por hacer más chantaje al gobierno central. Comienza el cutre espectáculo, y claro, los mossos, socios colaboradores y necesarios del gobierno indepe, no dan la certeza de que cumplan la ley, como así fue y así se está investigando y mandaron para tal fin a guardias y policías.

Allí les despreciaron, les obligaron a abandonar hoteles, no les cambiaban sábanas ni toallas, les metieron en un cutre barco sin ventilación, sin poder lavar la ropa. En algunos restaurantes y bares no podían entrar y en muchas gasolineras no les repostaban y encima les insultaban.

Les enviaron en época estival con ropa de verano y como no podían tener permisos, llegó el frio otoño y tuvieron que cambiarse y comprarse el vestuario, no llegaban las dichosas dietas y se adelantaban dineros que a muchos les suponía un verdadero esfuerzo. Había que mantener a tu familia en su hogar y pagar todos los gastos de vivir fuera de casa: desayuno, comida y cena, limpieza de ropa en lavanderías que se lo quisieran hacer…

Es vergonzoso tener un gobierno que siempre está con mentiras o medias verdades, que no protege a los que nos protegen. No les respeta, mientras su partido está enfangado en juicios por corrupción, los ministros de hacienda nos saturan en materia impositiva, acuerda un cuponazo con los nacionalistas vascos y sigue tirando del FLA con los presuntos golpistas independistas catalanes.

Ya está bien, dejen de burlarse, dejen de tomarnos el pelo y oigan, si no sirven para esto, ya saben dónde está la puerta, pero no cojan la giratoria que de eso ya sabemos que tienen experiencia.