Una moción de censura caprichosa que nos cuesta a todos los españoles más de ‘dos millones de Euros’

Pablo Iglesias | Fuente: Unidos Podemos
Pablo Iglesias | Fuente: Unidos Podemos
Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

A resultas del circo que Pablo Iglesias y los suyos desde Podemos han convertido nuestro Parlamento esta semana, no dejo de preguntarme si estos caprichos deben de estar tasados económicamente en su coste e intentar que no seamos los ciudadanos los que paguemos, con nuestros impuestos, las ideas peregrinas que se les puedan ocurrir a cada uno.

Nuestro parlamento principalmente tiene en sus funciones un carácter de Cámara Legislativa, es decir, que su principal fin es intentar hacer leyes que deberían estar pensadas para el bienestar de nuestros ciudadanos y mejorar la vida de estos. Si bien nuestro orden constitucional, ese que parece bien saltarse a Pablo Iglesias y los suyos apoyando la celebración de un referéndum, contempla acciones de control, reprobación y censura al gobierno y su presidente, lo lógico es que estas acciones estén suficientemente argumentadas para llevarse a cabo y sobre todo no sean acciones de “Marketing Político” para ganar protagonismo personal y de partido ante la absoluta seguridad de la inviabilidad, por el peso de las mayorías, de sacar adelante el objetivo, como en este caso fue esta moción de censura.

El coste de nuestro parlamento anual, según su presupuesto de 2016, asciende a la cantidad de 85.517.400,00€, ya será algo más este 2017. Siendo esto así y teniendo en cuenta los días de actividad en el Congreso, que se pueden dividir en unos 70 días de sesiones plenarias, entre los dos días de plenario utilizados para la moción de censura, más las actuaciones previas preparativas, podemos afirmar sin ninguna duda que esta moción de censura absurda ha costado a los españolitos más de dos millones de euros.

No voy hacer un repaso de la cantidad de viviendas sociales que se pueden construir con este dinero, o la cantidad de becas comedor que se pueden dar a familias en exclusión, de las que tanto hablan desde Podemos, voy a ser más práctico y voy a centrarme únicamente en lo innecesario del gasto y en cómo los argumentos que llevaron a Podemos y Pablo Iglesias a presentar esta moción de censura, son muy parecidos a los que tenemos que aplicar a Podemos y Pablo Iglesias por haber montado este circo.

Si la moción de censura estaba basada en que el PP debería dejar el gobierno por la corrupción y el uso de los recursos públicos en beneficio personal obtenidos por sus cargos, como Bárcenas, González o Granados entre otros muchos, voy a utilizar el mismo argumento de considerar a Pablo Iglesias y Podemos presuntos corruptos, por haber utilizado los fondos públicos, en concreto más de “Dos Millones de Euros” que nos ha costado esta moción de censura, en beneficio propio de Pablo Iglesias y su portavoz Montero. Les hemos pagado sus minutos de gloria en el parlamento, las televisiones públicas y privadas, para volvernos a querer engañar pensando que ellos son los azotes de la corrupción. Si Pablo Iglesias promueve el hacer su marketing personal, y el de su portavoz, Montero, creo que estaría bien se lo pagara él de su bolsillo.

¿De qué ha servido esta moción de censura?, ¿qué problema real ha solucionado a los ciudadanos?, ¿qué retorno vamos a sacar los ciudadanos de los dos millones invertidos en esta moción de censura? Dicen que el que roba a un ladrón tiene mil años de perdón, creo que Iglesias y Podemos deben pensar que el que hace corrupción con temas de corrupción, también tendrá mil años de perdón.

Cuando uno intenta utilizar los procedimientos establecidos legalmente en nuestra Constitución para sacar beneficio propio, estamos ante una grave situación que para mí es tan punible como presunta corrupción, que aquel que mete la mano en la caja.  Todo apunta a que Pablo Iglesias y los suyos, bien por pasividad en defensa del orden Constitucional, o lo que es más grave, por apoyo directo a un referéndum ilegal, nos van a volver a querer  meter la mano en el bolsillo de todos, para que paguemos las urnas, los funcionarios de la Generalitat y los recursos necesarios para que el uno de octubre, se quiera consumar esa consulta, otro circo más promovido por los independentistas.

Una podemos pasarla señor Iglesias, pero dos no. Si su pasividad o negligencia provoca, junto a otros, que esa consulta se lleve a efecto, tenga a buen seguro que muchos españolitos no le vamos a perdonar y el coste económico que dicho acto tendrá para todos, le exigiremos que lo paguen ustedes. Los Juicios a Puigdemont y su camarilla independentista, los deberá pagar usted. Los costes del tribunal constitucional para desmontar esta consulta, los deberá pagar usted. Las urnas y el coste de la consulta, lo deberá pagar usted. Los costes de la prisión donde se interne a aquellos que incumplan la ley, los deberá pagar usted. Señor Iglesias haga de la política un circo si quiere, pero con su dinero.

Albert Rivera ayer le pregunto varias veces por su postura ante este tema de la consulta, insistiéndole si estaría o no en el lado de los constitucionalistas o de los independentistas. Cómo no puede ser de otra manera, para que su jugada de marketing político pagada por todos le saliera bien, usted no contesto a esta pregunta. Yo me voy a atrever a contestar por usted; Volverá hacer lo que más le beneficie a usted personalmente, a su portavoz y a Podemos. Este beneficio es lo único que verdaderamente le importa y si los que pagamos la fiesta en su beneficio propio somos otros, pues mejor.

Miguel Angel Robles Elez-Villarroel

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × 2 =