Seis años después del 15M, las propuestas son naranjas

0
4753
Moviento del 15M en la Puerta del Sol de Madrid | Fotógrao: Nemo
Moviento del 15M en la Puerta del Sol de Madrid | Fotógrao: Nemo
Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El movimiento del 15M demostró que los jóvenes tienen fuertes motivaciones políticas. Si algo caracterizó al movimiento de los indignados, es que estuvo integrado mayoritariamente por menores de 35 años. En ese año 2011, el Laboratorio de la Fundación Alternativas publicó dos estudios donde se demostró que entre un 70 y un 80% de los integrantes del 15M eran jóvenes. Pero no eran unos jóvenes cualesquiera. El 70% de ellos tenía estudios universitarios y más de la mitad eran estudiantes.

Fue en aquellos meses cuando como resultado del consenso alcanzado durante la Asamblea celebrada el día 20 de mayo de 2011 en ACAMPADA SOL, y como resultado de la recopilación y síntesis de las muchas propuestas recibidas a lo largo de esos días, se elaboró una primera relación de propuestas:

  • Cambio de la Ley Electoral para que las listas sean abiertas y con circunscripción única. La obtención de escaños debe ser proporcional al número de votos. 
  • Atención a los derechos básicos y fundamentales recogidos en la Constitución como son: derecho a una vivienda digna, articulando una reforma de la Ley Hipotecaria para que la entrega de la vivienda en caso de impago cancele la deuda; sanidad pública, gratuita y universal; libre circulación de personas y refuerzo de una educación pública y laica.
  • Abolición de las leyes y medidas discriminatorias e injustas como han calificado la Ley del Plan Bolonia y el Espacio Europeo de Educación Superior, la Ley de Extranjería y la conocida como Ley Sinde.
  • Reforma fiscal favorable para las rentas más bajas, una reforma de los impuestos de patrimonio y sucesiones. Implantación de la Tasa Tobin, que grava las transferencias financieras internacionales y supresión de los paraísos fiscales. 
  • Reforma de las condiciones laborales de la clase política para la abolición de sus sueldos vitalicios, así como que los programas y las propuestas políticas tengan carácter vinculante. 
  • Rechazo y condena de la corrupción. Que sea obligatorio por la Ley Electoral presentar unas listas libres de imputados o condenados por corrupción. 
  • Medidas plurales con respecto a la banca y los mercados financieros en cumplimiento del artículo 128 de la Constitución, que determina que “toda la riqueza del país en sus diferentes formas y sea cual fuere su titularidad está subordinada al interés general”. Reducción del poder del FMI y del BCE. Nacionalización inmediata de todas aquellas entidades bancarias que hayan tenido que ser rescatadas por el Estado. Endurecimiento de los controles sobre entidades y operaciones financieras para evitar posibles abusos en cualquiera de sus formas.
  • Desvinculación verdadera entre la Iglesia y el Estado, como establece el artículo 16 de la Constitución. 
  • Democracia participativa y directa en la que la ciudadanía tome parte activa. Acceso popular a los medios de comunicación, que deberán ser éticos y veraces. 
  • Verdadera regularización de las condiciones laborales y que se vigile su cumplimiento por parte de los poderes del Estado. 
  • Cierre de todas las centrales nucleares y la promoción de energías renovables y gratuitas. Recuperación de las empresas públicas privatizadas. Efectiva separación de los poderes ejecutivo, legislativo y judicial. Reducción del gasto militar, cierre inmediato de las fábricas de armas y un mayor control de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado. 
  • Recuperación de la Memoria Histórica y de los principios fundadores de la lucha por la Democracia en el Estado. 
  • Total transparencia de las cuentas y de la financiación de los partidos políticos como medida de contención de la corrupción política.
Asamblea del movimiento del 15M en la Puerta del Sol | Por Nemo
Asamblea del movimiento del 15M en la Puerta del Sol | Por Nemo

Hoy se cumplen seis años de aquella movilización y a pesar de que Podemos y el PSOE en menor media, quisieron apropiarse de esa “acampada” espontánea, la realidad es que es Ciudadanos el único partido que a día de hoy está materializando la gran mayoría de esas propuestas que muchos ciudadanos compartíamos sin que tuviéramos nuestra tienda de campaña puesta en la Puerta de Sol.

Gracias al acuerdo de investidura de 150 puntos que firmó Ciudadanos con el Partido Popular, ya se ha constituido la mesa que estudiará la reforma electoral para que cada voto en cada sitio valga lo mismo.

En relación a la problemática de los desahucios, el punto 64 del acuerdo se refiere a la dación en pago y el punto 72 a la reforma de la ley hipotecaria para eliminar las cláusulas suelo. La última idea que desliza el pacto PP-C’s que alcanza a la vivienda está relacionada con la eficiencia energética.

“Se eliminarán las dificultades que pudieran existir al autoconsumo eléctrico eficiente (coloquialmente conocido como “impuesto al sol”) con el fin de promover un marco regulatorio estable y propicio para la generación a pequeña escala”.

En los presupuestos de este año 2017 se han frenado los recortes y las subidas de impuestos y allí donde Ciudadanos es decisivo se está eliminando o rebajando el impuesto sobre sucesiones. Se está eliminando gasto superfluo mediante el cual el capitalismo de “amiguetes” colocaba a sus descolocados en puestos con altos salarios.

Respecto a la corrupción, ya todos los españoles saben que es Ciudadanos el partido político que hace dimitir a los imputados y que ha presentado en el Congreso una ley ómnibus contra la corrupción, que por citar algunas de las medidas recogidas en ella, serían: la responsabilidad subsidiaria de los partidos, fin de los indultos por corrupción, protección al denunciante, etc.

Otras de las medidas que enarbola Ciudadanos son: el fin de los aforamientos, la independencia del poder judicial (medida sin la cual, cualquier lucha contra la corrupción se quedaría en palabras y no en hechos) y ya para concluir, la famosa Ley para los Autónomos que una vez aprobados los presupuestos y con su dotación correspondiente verá la luz y propiciará que este colectivo pueda verse beneficiado por las medidas incluidas en esa ley.

En definitiva, seis años después, sin grandes aspavientos, sin circos televisivos montados al albur de unos medios de comunicación afines y sin dar vueltas en un autobús, podemos afirmar, que esas propuestas recogidas y sintetizadas por un grupo de jóvenes menores de 35 años, hoy son naranjas y que el centro liberal-progresista ha venido para quedarse.

Seis años después, está nítidamente demostrado que los jóvenes y no tan jóvenes indignados con la partitocracia, tienen hoy un partido al que poder votar, en el que poder confiar, y que también surgió de otro movimiento civil. Este partido se llama CIUDADANOS.

Compartir