¿Por qué le llaman debate a algo decidido de antemano por temor a Ciudadanos?

526
El más claro de todos ha sido el PNV que no ha ocultado que pese a seguir en vigor el 155, votaba a favor para evitar unas elecciones anticipadas que probablemente ganaría Ciudadanos ¿por qué ese miedo de los partidos nacionalistas a Ciudadanos?
El más claro de todos ha sido el PNV que no ha ocultado que pese a seguir en vigor el 155, votaba a favor para evitar unas elecciones anticipadas que probablemente ganaría Ciudadanos ¿por qué ese miedo de los partidos nacionalistas a Ciudadanos?
Comparte
  • 11
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    11
    Shares

Cuando la Presidenta del Congreso dijo que iba a comenzar el debate y la ministra de Sanidad subió al estrado, el hemiciclo se quedó casi vacío. Una multitud de diputados buscó la salida para evitar el trabajo de escuchar algo sobre lo que no iban a poder opinar. Acababan de votar las enmiendas a los Presupuestos Generales del Estado. Los portavoces de cada partido habían ido alzando el brazo indicando con los dedos el botón que cada diputado debía apretar para evitar así confusiones, un duro trabajo para la mayoría de ellos muy poco acostumbrados a deleitarnos con su presencia y más si tenemos en cuenta que habrían de volver cuando se votasen los PGE para pulsar otra vez el botón que les indicase el líder de su Grupo, lo que requería una gran concentración porque se equivocan con frecuencia y esto se iba a decidir por un voto arriba o abajo.

Esto que puede parecer un cuento de tono irónico es solo una realidad que se debe analizar tomando distancia. Vayamos al Imperio Romano, ni siquiera a la republica romana o a la Grecia Clásica, nos vale la época imperial donde el emperador debía someterse al poder del Senado. No había entonces partidos, aunque sí tendencias, familias, e intereses, pero se parlamentaba, se convencía y se votaba ¿alguien se imagina a dos, tres o cuatro senadores romanos levantando un dedo y al resto de los senadores obedeciendo o que se ausentasen del debate? Habrían perdido el cargo ese mismo día. Visto así es cada vez más difícil encontrar una explicación a rechazar que se pinche la burbuja política, que esos 430.000 cargos políticos se reduzcan drásticamente, que se modifique y reduzca el Senado o las Diputaciones, porque no tenemos mejor política que otros países europeos que se arreglan con la tercera parte.

Los PGE han salido adelante gracias a haber comprado con prebendas los votos nacionalistas o regionalistas de Canarias, Asturias y el País Vasco o Navarra, mientras que los otros partidos han votado en contra pese a haber introducido sus enmiendas y ser unos presupuestos que, negociados por Ciudadanos, se parecen mucho a lo que ellos pedían. El más claro de todos ha sido el PNV que no ha ocultado que pese a seguir en vigor el 155, votaba a favor para evitar unas elecciones anticipadas que probablemente ganaría Ciudadanos ¿por qué ese miedo de los partidos nacionalistas a Ciudadanos? ¿solo porque quiere fijar en la Constitución las competencias no transferibles?¿porque afirma que el cupo vasco está mal calculado? Por la actitud del PNV parecería que sí.

El caso es que este partido nuevo que se destaca en las encuestas ha pasado a ser el enemigo de todos al mejor estilo de lo ocurrido con la UCD pero con una diferencia, en este caso el enemigo no está en casa, ahora el enemigo del partido de centro son los que no quieren cambiar la ley electoral, los que buscan la secesión de sus Comunidades o los que no ven claro que las televisiones, los colegios, o los tribunales han de ser totalmente neutrales y apolíticos. Mal futuro se le ve a esta forma de hacer política. Ciudadanos sigue creciendo cada día y solo un cambio de actitud de los partidos hacia políticas de estado pueden detener este fenómeno que mucha gente ve como el único capaz de dar transparencia a la financiación ilegal de los partidos que tanta corrupción lleva asociada. Parece que el PSOE se está dando cuenta y Sánchez está rectificando algunas actitudes, aunque muy lastradas por el pasado y el futuro de todos los juicios pendientes en Andalucía, pero Rajoy está dispuesto a morir solo cuando se hunda el barco y nunca antes, sin darse cuenta que ya hace agua por todas partes.