Pedro Sánchez, lo primero su sillón, los ciudadanos si acaso lo último

1278
Pedro Sánchez y Fernández Vara | Foto: PSOE Extremadura
Pedro Sánchez y Fernández Vara | Foto: PSOE Extremadura
Comparte
  • 42
  • 119
  •  
  •  
  •  
  •  
    161
    Shares

Así ha establecido Pedro Sánchez sus prioridades: “Primero, lograr un consenso en torno a la censura; segundo, en torno a la estabilidad del país; y después, consenso en dar la voz a los ciudadanos”. Traducido a román paladino primero me dais La Moncloa y luego ya hablaremos.

Creo que D. Pedro Sánchez equivoca las consecuencias que tendrá su moción, pues en contra de lo que afirma como segunda prioridad, dar estabilidad al país, su Gobierno, extremadamente débil y en manos de populistas y nacionalistas, no sólo no lo conseguiría si no que agravaría la situación de inestabilidad. No hay más que ver la evolución de la prima de riesgo y de las bolsas, donde se suman las crisis española e italiana.

Lo único que conseguiría esa estabilidad deseada por todos es clarificar la situación política convocando nuevas elecciones y estableciendo el actual reparto de fuerzas entre los partidos políticos. Las encuestas muestran un electorado fragmentado y sin mayorías absolutas, pero si algo destacan también esas encuestas es que Pedro Sánchez no es, desde luego, el preferido de los españoles para liderar un gobierno estable.

De todo esto se deduce que aprovechando que el Pisuerga de las sentencias contra el PP pasan por la Audiencia Nacional, Sánchez quiere cabalgar sobre una ola de trilerismo político para sentar sus reales en el sillón de La Moncloa, pidiendo a los demás grupos un voto en blanco y confiar en que, si a su excelencia le viene en gana, convoque elecciones. O no.

Las agencias de calificación y bancos de inversión que se han pronunciado sobre la situación política en España destacan que tan solo unas elecciones anticipadas aportarían la necesaria estabilidad para afrontar los retos a los que se está viendo sometido nuestro país. A esto igualmente hace oídos sordos Pedro Sánchez.

Parece también evidente que hay grupos en el Congreso que no van a participar en ese juego tan burdo que pretende el (cuestionado) líder socialista, y que los rumores que corren por ahí es que algunos barones están esperando que se deslice lo más mínimo con apoyos independentistas para volver a ponerle en cuestión.

Aun sin recabar el apoyo de los independentistas, si estos votaran a Pedro Sánchez en la moción habría que preguntarse ¿Por qué les interesa a los independentistas más que Pedro Sánchez presida el Gobierno a que haya unas nuevas elecciones?

Es evidente que a D. Pedro Sánchez le preocupa más su futuro que el de los españoles.