Palabra de Rajoy, te rogamos óyenos

0
632
Panthocrator Rajoy imparte justicia
Panthocrator Rajoy imparte justicia
Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El pasado domingo 1 millón de espectadores sintonizaron la 2 de TVE para que la Santa Misa dominical no desaparezca.

Nada que objetar al respecto porque es indudable el papel que desempeña para las personas discapacitadas que requieren de su dosis de doctrina moral, bien sea de la religión católica o de otras religiones oficiosas que también tienen sus retransmisiones en la cadena pública.

Que Rajoy salga en defensa de esas personas de bien que, además, fielmente le votan, no es novedad porque “bienaventurados serán los pobres de espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos” y añado yo en este caso “y también para los pobres de criterio”.

Por fortuna en España no tenemos todavía una cruzada política y populista como la que hay en Europa contra la comunidad islámica, espero equivocarme pero no tardaremos mucho en que llegue. Mientras tanto, Rajoy intenta convertirse en la nueva Divinidad de la política española en contraposición al Mesías Comunista de nombre Pablo y de apellido celestial.

Desde que Rajoy resucitó tras su primera debacle electoral en 2004 nadie ha osado en el PP rebatir su mandato divino y por lo visto, respecto a su oposición a la limitación de dos legislaturas, intentará que sea perpetuo. Al menos hasta que el mismo designe en conclave a su redentor o redentora.

Como buen  Panthocrator Rajoy imparte justicia, fiscal general mediante, para sus amigos y enemigos en forma de indultos o de condenas al menos condenas mediáticas.

El año 2016 fue el “Año Mariano” y tuvo la gran suerte de que el Espíritu Santo bajase a socorrerle en forma de pacto con Ciudadanos. Ahora bien, lo que nadie podía imaginar es que incumpliesen desde el PP el octavo mandamiento “no mentirás ni levantarás falso testimonio”, y es lo que están haciendo al no cumplir lo firmado respecto a la regeneración democrática.

Los votantes de ciudadanos sabíamos que el PP no era mucho de confesar sus pecados, en concreto los del séptimo mandamiento. Lo que sorprende es que quiera confesarse y absolverse a sí mismo y al resto de partidos siendo una verdadera Divinidad y llegar a ser Juez y parte.

Palabra de Rajoy te rogamos óyenos, porque no lo volveremos a repetir, desde el profundo respeto que tenemos a la religión católica nos gusta también escuchar lo cantos gregorianos como los de U2 y tal cual dice Bono (no el socialista) “With or whitouth you”

By Pako Valles @Pako__V

Compartir