No es país para imbéciles

Iglesias echa la culpa a los mayores que votan al PP

0
1927
Pablo Iglesias
Pablo Iglesias. Fuente: Ahora Madrid - Licencia CC 3.0
Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

“Lo de los abuelos nos desespera” – Pablo Iglesias, 18/02/2017

Ojalá se mueran todos los putos viejos de mierda y los putos pijos fachitas que vota al PP
Álvaro (@Alvaronho) 26 de junio de 2016

En 1919, la huelga económica denominada ‘La canadiense’, en Barcelona, consiguió establecer la jornada laboral de ocho horas.

En 1970 hubo una huelga política como rechazo a los juicios de Burgos. En octubre de 1971, la compañía automovilística SEAT inició una huelga que se extendió rápidamente a otros sectores y que también repercutió en la enseñanza. La actuación policial de los “grises” para desalojar la factoría automovilística causó un muerto y decenas de heridos.

Un año después de la muerte de Franco, se celebró el 12 de noviembre de 1976 una huelga general destinada a solicitar la celebración de elecciones libres para la formación de Cortes Constituyentes y en petición de libertad sindical. La convocatoria de la Confederación de Organizaciones Sindicales, que entonces integraba a UGT, CCOO y USO, no tuvo la resonancia deseada por el fuerte dispositivo policial que actuó con contundencia. Al parecer los “putos viejos de mierda” tienen más cojones que los “paniaguados” benefactores de todo lo conseguido

Según datos de la Comisión Europea, en el curso académico 2013-2014 en España se beneficiaron de una beca ERASMUS para estudiar en el exterior (37235) estudiantes, más que los de los otros países de EU.

Se estima que casi 850.000 andaluces vivían en Cataluña a principio de los años 80, estas personas que huyeron de la miseria en los años 50-60, no viajaban con una “beca”, algunos viajaron con cajas de cartón atadas con “ramales” hechos de esparto, los más afortunados portaban una maleta de cartón, padres de familia con 5-9 hijos, tratando de ofrecerles a sus familias la oportunidad de mejorar su situación, abandonaron lo poco que tenían en su lugar de nacimiento, amigos, familiares, etc.

Sufrieron las penurias de la posguerra, algunos trabajaron en el campo con ocho años, otros cuidando los animales, las cartillas de racionamiento no quitaron el hambre, la carencia de víveres aumentaron la difícil situación para sacar una familia adelante, no disfrutaron de la oportunidad de estudiar, aunque no engendraron tanto odio hacia los demás como el de estos intelectuales de medio pelo, que nos recuerdan a diario la guerra civil, como si las consecuencias las hubieron sufrido ellos.

¡Pues bien!  Todas las ventajas de las que disfrutáis y no voy a generalizar para no ser injusto, algunos jóvenes de “mierda” que tenéis un odio visceral a todos los que no confiesan con vuestras ideas, lo han conseguido estos “viejos” faltos de estudios y oportunidades, pero sobrados de coraje y “DIGNIDAD” Esa palabra desconocida por todo aquel que no respeta a sus mayores, incluido Pablo Iglesias.

Tweets Podemitas
Tweets podemitas
Compartir