Nadie ha cometido tantos errores en tan poco tiempo como Rajoy

519
Mariano Rajoy Brey
Mariano Rajoy Brey
Comparte
  • 9
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    9
    Shares

Pasará a la historia por ello. Comenzó recurriendo un Estatuto que había sido aprobado por todas las Cámaras catalanas y españolas, y también en referéndum. Quizás el error venía de Zapatero y su tripartido que sacaba a ERC del olvido, pero esa no era la forma de corregirlo. En ese momento era necesario una reforma constitucional que fijara lo que es intransferible y sobre todo recuperar el control de la enseñanza, dos hechos que aún hoy sigue reclamando Albert Rivera. Iniciado entonces el Procés, Rajoy rechazó negociar un pacto fiscal con Artur Mas, y no porque Cataluña merezca un trato preferencial sino porque no tiene menos derechos históricos que el País Vasco y o bien hay fueros para ambas Comunidades o para ninguna.

Estos errores son de concepto y su solución requiere la complicidad de otros grupos, especialmente del PSOE, que no sabemos que soluciones habrían propuesto pero lo que si están claros son los errores que han venido a continuación y solo dependían del Gobierno. El primero, y clave en todos los que siguieron, fue no aplicar el articulo 155 cuando Mas convoca el referéndum del 9N declarando así la insumisión de la Generalitat. No se hizo y muchos se creyeron impunes. Artur Más convocó entonces elecciones que llamó plebiscitarias y pidió una gran participación, una victoria amplia y en todas las provincias. Después del fracaso en todo lo que solicitaba, incluido el plebiscito, Rajoy no fue capaz de aplicar el 155 cuando el 6 y de septiembre se inicia el proceso constituyente de la imaginaria república catalana y se convoca el referéndum del 1O. Ciudadanos clamó a Rajoy que actuase, pero sin éxito, y permitió que ocurriese el triste simulacro de referéndum.

Frente a la DUI se animó Rajoy a consultar al Senado, donde siempre tuvo mayoría, y aplicar un 155 blando que le permitía conseguir el innecesario apoyo del PSOE pero que carecía de la más mínima eficacia. Pese a la presión de Ciudadanos para evitar el aleccionamiento en las escuelas, el manejo sectario de los medios públicos de comunicación o el mantenimiento del secesionismo en la policía autonómica, Rajoy siguió negociando con el PNV para que apoyasen sus Presupuestos y evitar así nuevas elecciones donde tanto el PP como el PNV temen una victoria de Ciudadanos, el partido donde acude la gente que ya no soporta más demagogia y más tolerancia.

Hoy se ha elegido a Quim Torra para President de la Generalitat gracias a que Rajoy, en un nuevo y decisivo error, ha decidido no recurrir el voto delegado de los diputados ausentes por prófugos de la justicia. A Rajoy ya solo le queda superar su propio e inigualable record. Ciudadanos le pide que no levante la aplicación del 155 mientras no hay un compromiso de la Generalitat con la legalidad, pero ya nadie duda que el Gobierno no lo hará.

Rajoy está cada vez más cerca de conseguir que el PP pase a ser la última fuerza política constitucionalista, a convertir su partido en algo no decisivo o marginal. El Parlament se ha convertido hoy en un grupo organizado para conspirar por la sedición. De momento ya han prometido no obedecer la Constitución, ni al Estatuto, ni al Jefe del Estado ¿les devolverá Rajoy la Autonomía supuestamente anulada?