Me niego a llamar ‘vientres de alquiler’ a la gestación subrogada o gestación por sustitución

0
1248
Llamar ‘vientres de alquiler’ a la gestación subrogada no es más que una valoración peyorativa sobre un acto altruista y que es un paso hacia la libertad individual que tanto pregonan algunos y tan poco practican
Llamar ‘vientres de alquiler’ a la gestación subrogada no es más que una valoración peyorativa sobre un acto altruista y que es un paso hacia la libertad individual que tanto pregonan algunos y tan poco practican
Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Llamar ‘vientres de alquiler’ a la gestación subrogada no es más que una valoración peyorativa sobre un acto altruista y que es un paso hacia la libertad individual que tanto pregonan algunos y tan poco practican. Y voy a explicar por qué.

¿A alguien se le ocurre llamar ‘cuerpos de alquiler’ a los voluntarios de los ensayos clínicos? Jamás lo he leído en ninguna publicación.  Todo lo contrario, siempre se destaca en todas las publicaciones el beneficio para la humanidad y el altruismo de todos estos voluntarios que ponen su cuerpo a disposición de los demás para desarrollar y probar medicamentos. Incluso para testear la eficacia y seguridad de los ya aprobados. Nadie les llama en ningún lugar ‘cuerpos de alquiler’.

La mayor de las críticas que se hace a la gestación subrogada es la duda sobre altruismo de las mujeres que voluntariamente cedan su cuerpo para gestar el hijo de otros. ¿Por qué no se duda lo mismo de aquellos que ceden su cuerpo para desarrollar medicamentos que beneficien a otros?

En España, y prácticamente en todo el mundo, la realización de ensayos clínicos está reglamentada. En nuestro país por el ‘Real Decreto 1090/2015, de 4 de diciembre, por el que se regulan los ensayos clínicos con medicamentos, los Comités de Ética de la Investigación con medicamentos y el Registro Español de Estudios Clínicos’. Se regulan los ensayos clínicos, no se prohíben. Y nadie dice de los voluntarios que son ‘cuerpos de alquiler’ aun cuando este Real Decreto y la legislación de la UE permiten ‘la compensación a los sujetos del ensayo por las molestias derivadas de su participación en el mismo, siempre y cuando se asegure que dicha compensación no influye en la decisión del sujeto de participar en el estudio’.

No sólo se presta el cuerpo de forma altruista para ensayos clínicos, también se hacen donaciones de órganos en vida que de la misma forma están reguladas y garantizadas. Tampoco le denomina comercio de riñones o de lóbulos de hígado. ¿Son órganos de saldo o donaciones interesadas? La ley también regula la compensación de los gastos al donante y hasta el lucro cesante durante la recuperación. Una mujer puede decidir, libremente y sin compensación económica, donar un riñón a un amigo o a un desconocido simplemente por altruismo, por empatía, aun a riesgo de quedarse sin repuesto. En cambio, en España, la ley le prohíbe prestar su útero para gestar una vida para una pareja con la misma motivación.

La regulación de gestación subrogada o gestación por sustitución que propone Ciudadanos es aún más restrictiva en la parte económica que lo regulado para los ensayos clínicos. Y aún, así muchos medios de comunicación y, por supuesto, PP, PSOE y Podemos peyorativamente denominan a las mujeres que libremente y de manera altruista deciden participar como gestantes ‘vientres de alquiler’. Yo me niego a ello, no son vientres de alquiler, son mujeres libres, nada más y nada menos.

 

Anexo: Real Decreto 1723/2012, de 28 de diciembre, por el que se regulan las actividades de obtención, utilización clínica y coordinación territorial de los órganos humanos destinados al trasplante y se establecen requisitos de calidad y seguridad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Doce + 19 =