Los tacones de Begoña

1971
Begoña Villacís
Begoña Villacís | Fuente: Diario de Madrid
Comparte
  • 94
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    94
    Shares

Dicen de ella que es una pija con tacones. Esta madrileña, abogada y madre de dos hijas es, entonces, una pija que se ha recorrido kilómetros de calle desde hace más de dos años buscando qué Madrid quieren los madrileños. Tiene los tacones desgastados.

Distrito a distrito ha extendido una red de activistas de barrio, es decir, ha implantado una maquinaria, engrasada con el paso de los meses, de vocales vecinos que son altavoces de asociaciones, clubes deportivos y otros colectivos. También, sus 6 concejales se dividen las áreas competencia del Ayuntamiento, y se enfocan en sus distritos. Barrio a barrio. Un pequeño ejército preparados para la “guerra”. Para desalojar a Manuela Carmena de Cibeles, o a quien se le ponga por delante.

Hace poco decía en una entrevista que está preparada para ser alcaldesa de Madrid. No se lo tomen como una amenaza, más bien el siguiente paso natural a tomar por esta convencida del trabajo non stop. Y no desconecta. Y el equipo se contagia. Y compruebas que tanto sus asesores de confianza y su equipo de prensa, confían plenamente en ella. Porque ella es Begoña Villacís, un torbellino que se lleva consigo el día de su agenda marcada en rojo: calle, calle y calle.

Cuando hace unos meses un concejal de Galapagar le dijo que había comido unos bollos de más últimamente se levantó mucha polémica. Precisamente le acompañé a los días, a una reunión con una asociación juvenil para chavales con riesgo de exclusión social, donde al ofrecerle tomar algo, respondió “¿tenéis algunos bollos?”.

Ella es así, directa, sencilla. Impresiona como cada vez es más conocida en la ciudad de Madrid, de haces unos meses aquí, se ha convertido en uno de los rostros más populares del panorama político nacional. La gente se hace fotos con ella, son personas mayores, comerciantes y vecinos. Ella dice “horizontal y un poco alejados que salimos mejor”. Y sonríe. Y a lo siguiente.

Madrid es considerada plaza principal, el partido lo sabe y van a por ello. Tele, radio, pleno, reunión. Y así pasan los días.

En una de las ocasiones, nos reuníamos con una asociación de vecinos molesta con alguna de las decisiones de Ahora Madrid. Sin especial simpatía por ningún partido, el grupo de personas que esperaban a hablar con Begoña pudieron explayarse sin límite de tiempo, profundizando en cada punto de su agenda. Al acabar la reunión, y sacando a pasear su libreta mental y su capacidad de síntesis, Begoña acertó en su diagnóstico y solución del problema, sin apenas despeinarse.

Deberes apuntados, despedida y a lo siguiente.

Ella es así y está acostumbrada a buscar soluciones y tomar decisiones. Está preparada para lo que venga y su equipo también.

Una pija con tacones en busca de la Alcaldía de Madrid.