Los padres del populismo en España

0
1203
15M, Asamblea Prosperidad por Xuanxu
15M, Asamblea Prosperidad por Xuanxu
Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Movimiento 15M, también llamado Movimiento de los Indignados, fue un movimiento ciudadano formado a raíz de la manifestación del 15 de mayo de 2011, convocada por diversos colectivos, donde después de que cuarenta personas decidieran acampar en la Puerta del Sol.

Los días 12 y 13 de enero de 2014 se presentó el manifiesto ‘Mover ficha: convertir la indignación en cambio político’. A pesar de no ser uno de los firmantes, Pablo Iglesias presenta la candidatura a las elecciones europeas de 2014.

A día de hoy 26 de febrero de 2017, Pablo Iglesias, Íñigo Errejón, Juan Carlos Monedero, Rafa Mayoral, Luis Alegre, Carolina Bescansa, Irene Montero, Rita Maestre, entre otros son los más conocidos por su frecuente aparición en los medios de comunicación, a todos ellos les encantaría ser los padres genéticos de la criatura “el populismo”, aunque solo son “padres adoptivos”, aprovecharon el momento de indignación por la corrupción política y económica.

En 2014 el partido del Gobierno y el principal partido de la oposición se disputan el protagonismo en el reparto de corrupción por partidos. Casi al 50%. Al PP le pesan los casos de ‘Gürtel’, ‘Bárcenas’, ‘Emarsa’ o ‘Nóos’, mientras que la trama con mayor número de políticos implicados es la de los ‘ERE’ de Andalucía, asociado al PSOE.

‘Palau’, ‘Adigsa’, ‘Innova’ o ‘ITV’ son sólo algunos de los casos que han salpicado a la sección de Convergència Democràtica de Catalunya, que forma parte de CIU.

La crisis financiera en 2014 después de cinco años nos ha costado, en números redondos, 100.000 millones en ayudas públicas, o lo que es lo mismo, 2.175 euros por español. Desde entonces, se han intervenido o nacionalizado 11 entidades (ocho cajas de ahorros, dos bancos filiales de cajas y una caja rural) y otras dos han recibido dinero de los contribuyentes.

Seguir hablando de corrupción nos llevaría interminables horas y posiblemente no acabaríamos nunca. Cada día se detienen en España una media de siete personas relacionadas con casos de corrupción y en los últimos cuatro años se han detenido un total de 7.140 personas.

La corrupción nos cuesta a los españoles un total de 87.000 millones de euros al año, una cifra suficiente para recuperar recortes en sanidad, educación o dependencia.

Cada mes se destapan una media de diez casos nuevos de corrupción, como por ejemplo este enero, en el que se han destapado la operación Taula en Valencia, la presunta financiación ilegal del PP madrileño o Acuamed.

Ahora podemos deducir que el padre biológico de la criatura, “el populismo”, no es ni más ni menos que PP-PSOE-CIU a partes iguales, pero si no se alimenta, la criatura se muere por desnutrición.

Sueldos millonarios para los responsables de la quiebra bancaria. Los ejecutivos han salido por la puerta de atrás, pero con las carteras llenas, las últimas decisiones judiciales, con Iñaki Urdangarin y la Infanta Cristina, sin medidas cautelares para uno y absolución para la Infanta, hacen dudar a los ciudadanos de a pie que la justicia sea igual para todos y de la independencia del poder judicial. El fiscal López Bernal, de Murcia, denuncia amenazas para no investigar la corrupción. Estas incertidumbres son el alimento necesario para que el “el populismo” siga creciendo.

Un 57% de la población tiene una percepción muy mala o bastante mala de la justicia.

Ciudadanos llama al Congreso a diseñar un pacto para agilizar y despolitizar la Justicia. Pide que se modifique la forma de elección del fiscal general del Estado y de los vocales de origen judicial del CGPJ. ¿Por qué PSOE, Podemos y nacionalistas votan en contra de despolitizar la Justicia en España?

El Congreso tramitará la ley de Ciudadanos contra la corrupción, La iniciativa incluye asuntos como la prohibición de los indultos a condenados por corrupción.

Albert Rivera: “Hemos votado la propuesta ‘Cs para que jueces sean escogidos por jueces y no lo hagan los políticos. PSOE, Podemos y separatistas lo impiden”.

Y como siempre desde la barrera, aprovechando la falta de cooperación entre el bipartidismo por sus ansias de poder, Podemos, pescando votos en aguas revueltas como estrategia electoral.

Paco Navarro

Compartir