Y llegó la hora…la Diada

0
1538
Irene González Fernández @irene_freedom
Irene González Fernández @irene_freedom
Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Mañana, la TV3, el boletín audiovisual de propaganda del régimen nacionalista catalán, retransmitirá la Diada del 2017 con la pretensión definitiva de difundir su particular versión de “El triunfo de la voluntad”, la mejor película de propaganda (nazi) de todos los tiempos. El símil es por la intención, no por la calidad. Tal es ésta la vocación de dichas imágenes, que será la propia Asamblea Nacional Catalana (ANC) la que se encargue de la señal que emitirá la TV3. Sí, tal cual. Los órganos de poder paralelo están empezando a tomar posesión de sus funciones, que es para lo que se creó la ANC, para ocupar el poder. ¿Para qué creías que era Soraya?, ¿únicamente para canalizar el dinero concedido?.

Para asaltar el poder y ocupar el Gobierno, de forma no democrática claro está, has de crear unas estructuras paralelas, unos contra-poderes que ejerzan sus funciones, aunque sea de forma ficticia, en paralelo con los que ansías desalojar, tiempo durante el cual se  llevarán a cabo actuaciones con el único fin de deslegitimar a toda costa, toda acción proveniente del sistema a destruir, para que cuando llegue el día definitivo de la ocupación, la población avasallada con propaganda, reconozca como instituciones legítimas las impuestas.

La ANC, junto con Omnium Cultural (OC) son contra-poderes del nacionalismo catalán, ésta última ha sido la encargada de difundir el relato nacionalista, de odio y exclusión al español, mediante la cultura, que es la clave en la construcción de una sociedad. Ambas han tenido unos recursos económicos ilimitados, ya que no en vano los de Òmnium llevan décadas recibiendo nutridísimas subvenciones, así como la ANC desde su creación en el 2012, a diferencia de los ciudadanos con necesidades de dependencia.

Pero la difusión de la mentira catalana, (ellos se refieren a ella como la causa catalana), el adoctrinamiento, la propaganda, copar todo espacio público y privado, nacional e internacional y acosar hasta destruir al que no ocupen ellos, cuesta mucho dinero, (esto lo sabe muy bien Pablo Iglesias, por eso hace Fort Apache, para recibir financiación de Irán y llevar a cabo su propio asalto al poder). Por eso estas entidades necesitaron de más dinero aparte de las subvenciones, y recibieron generosas donaciones provenientes de empresas investigadas en la trama del 3%, según informe de la Guardia Civil. Por recordar, Òmnium Cultural creó su fundación para la adquisición de su sede en Barcelona en 2003 a través de Bergós, procesado en el caso Palau, el del saqueo de esta institución más cultural y la presunta financiación irregular de Convergencia. ¿O se les había olvidado la verdadera causa catalana?. Hay quienes pueden llegar al atrevimiento de sospechar, que ahora destinarán parte de esos porcentajes en pagar fianzas, y lo harían a través de ese circo que no se cree nadie, de la recaudación popular en favor de los mártires millonarios de la causa.

Se inventaron una nación para robar, y los organismos que creaban para ello tenían como única actividad legal el fomento del fanatismo y el odio a España. Así que, el resultado de la sobrealimentación del negocio tapadera que era la hispanofobia, son unos fanáticos Pdcatos fuera de control y con prisas por escapar de los jueces y repartir amnistías, unidos a la CUP, hijos del odio que ellos fabricaron, y que no pueden esperar quince años a que el adoctrinamiento en las escuelas haga el resto.

El eslogan de mañana será “Referéndum es democracia”, todo un canto de homenaje a “1984” y de nostalgia de la Oceanía que cada vez nos recuerda más a Cataluña, donde aparecían los siguientes mensajes:

“La guerra es paz”

“La libertad es esclavitud”

“La ignorancia es fuerza”.

El doble pensamiento, denunciado por Orwell, en el caso de la Diada, persigue que dos conceptos , referéndum y democracia, se asocien de forma automática y sin que nadie pueda cuestionarse su verdad.  Por ello se increpa histéricamente al que no la asuma, porque éste, librepensador no ha comprado el doble pensamiento, lo que ridiculiza al que sí.

Esta obsesión del régimen nacionalista catalán de identificar referéndum con lo que precisamente destruyen con él, la democracia, es una prueba más de la necesidad de repetición, manipulación, asociación e identificación de ideas, para construir una mentira como verdad, para construir un sistema ilegítimo, el nacionalista, de exclusión basado en mentiras y donde la única verdad es su odio a lo español.

Los que excluyen, persiguen, odian, mienten y roban, carecen de toda legitimidad para reivindicar el poder, y menos para pronunciar la palabra democracia. Y carece de legitimidad su celebración de la Diada, que es un alarde de fanatismo disimulado con niños. Sólo así podremos reivindicar legítimamente nuestro derecho a vivir unidos, en libertad y en una democracia

Irene González Fernández @irene_freedom

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 + cuatro =