Las redes y el refugio de la falta de la moralidad

0
1606
Tweet de Pablo Hasel vejando a Ortega Lara
Tweet de Pablo Hasel vejando a Ortega Lara
Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Cuando yo cursaba EGB, en los últimos cursos, tuve la suerte de tener unos maestros que daban una gran importancia al espacio para debatir. Teníamos una hora mínimo a la semana para trabajar esto. Las normas eran claras, se proponía un tema, se hacían dos equipos, se buscaban argumentos a favor y en contra y se debatía. Siempre se guardaba el turno para hablar, debíamos opinar todos los miembros del equipo y era fundamental respetar la opinión del contrario. Por esa época, los temas más recurrentes era el SIDA, el aborto…

Recuerdo esas clases con nostalgia. Hoy, para presenciar un debate en que se expongan argumentos con peso y que no haya demagogia, te va a costar. Si ni siquiera en las Cortes debaten sin insultar, véase cualquier intervención de Pablo Iglesias. El insulto y la falta de respeto se ha instaurado y urge una cura.

Es de especial relevancia la falta de educación en las redes sociales. Es principalmente Twitter, el mayor refugio para los cobardes y los maleducados. No cabe debate, no cabe opinión y si haces pública tu ideología, ya estás marcado.

En esta red social, en la que se fijan muchos de nuestros jóvenes y que tiene gran calado mediático, es digna de un exorcismo. Más de una ocasión, recibo insultos e incluso alguna que otra amenza, y claro, me sale eso de “vade retro Satanás”…

Resulta que no puedes denfender tu país sin que te llamen facha, no puedes opinar lo contrario sin que te digan que mi opinón es absurda y sin argumentar simplemente, te insultan. Son capaces de vitorear la muerte de un niño con cáncer porque les gustaban los toros, capaces de justificar los asesinatos de ETA e incluso escribir que les echan de menos. Todo lo escriben sintiéndose al amparo de la libertad de expresión. Lo gracioso es que piensan que sólo ellos son los que poseen la verdad y los únicos dignos de sentirse abanderados por dicha libertad a la hora de vejar, insultar y amenazar. Lees tuits con los que te llevas la mano a la cabeza y te preguntas ¿en qué momento se perdieron las formas educadas de dirigirte al prójimo? ¿dónde dejaron la moralidad?

Y muy curioso es también, cuando partidos conservadores dan el paso y cambian, viran hacia la apertura de mente y ¿qué hacen los que dicen ser progresistas? Les reprochan el cambio, les dicen que no tienen lugar, incluso amenazan físicamente, eso si, por twitter, que ahí somos muy valientes, de forma anónima, que para qué vamos a mostrar el rostro, no sea que me identifique mi vecino y se sorprenda de que eres un despojo humano.

Lo siento por la franqueza final, pero estoy cansada de decir en clase a mis alumnos, que el respeto, la empatía y la educación les abrirán las puertas y de repente, encuentran un lugar donde el desprecio, la ignoracia y la cobardía parece que triunfan.

Sentémonos a pensar si hay que cambiar algo, o si preferimos este libre albedrío, donde la barra libre de ausencia de educación está de moda.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Once − 2 =