Las mujeres se hicieron oír con todo el derecho, pero la politización sobraba

727
Nos quedan personas de Ciudadanos que asistieron a nivel personal, como Begoña Villacís, y los insultos y descalificaciones ideológicas que recibió desde el postureo político anticapitalista
Comparte
  • 47
  • 83
  •  
  •  
  •  
  •  
    130
    Shares

Multitudinarias manifestaciones en multitud de países trataron hacer visible el injusto trato que reciben en la mayoría de ellos. También en España muchas mujeres reivindicaron una igualdad real que en algunos ámbitos de la sociedad todavía no se da. De momento están las leyes que ya no discriminan por sexo y emanan se una Constitución que las protege pero sigue habiendo una brecha salarial y algunos casos donde a igualdad de trabajo no cobran lo mismo que un hombre. No ocurre esto entre los funcionarios o autónomos evidentemente, ni en empresas donde los sindicatos son fuertes o hay una valoración de puestos de trabajo como en las grandes empresas, pero si en muchas pymes en donde hay uno o dos empleados por puesto y se prefiere a quien no se va a quedar embarazado, de ahí lo acertado de Inés Arrimadas centrando su esfuerzo en evitar que tener hijos sea un inconveniente.

Algunos partidos aprovecharon el reclamo de la brecha salarial para hacer propaganda sin ofrecer datos reales ni explicar las razones. Brecha hay pero no la que parece. La presencia mayoritaria de hombres como Consejeros y altos directivos, los que tienen mayores salarios, suele ser con más de sesenta años y cuando arrancaron sus carreras, a final de los setenta, las mujeres elegían carreras de humanidades o sanitarias y muy pocas empresariales o técnicas. En aquella época, en Ingeniería industrial  de Madrid había tres mujeres compañeras mías a las que nadie discriminó, ni aisló ni tuvieron dificultad alguna para trabajar. Entonces eran el 1% en el Politécnico y ahora son el 30%. Ha mejorado mucho pero aún lejos de la paridad. También se oyó que en la carrera judicial las mujeres son el 52% pero en los principales Tribunales y altos cargos de justicia los hombres son mayoría. También aquí habría que preguntarse si entre los mayores de 50 años, cuando se accede a puestos relevantes, las mujeres también son mayoría porque la respuesta es que no. Este es un fenómeno de las nuevas generaciones donde las mujeres vienen arroyando y en unos años serán los hombres quienes tengan que pedir paridad porque las mujeres ya son mayoría en estudios universitarios y además ganan todas las oposiciones.

Digo esto para dejar claro que ha habido mucha demagogia y utilización política de una justa reivindicación porque una injusticia, sean muchas o pocas, hay que corregirla siempre, y también para hacer ver que es entendible la postura de Ciudadanos que ha preferido centrar su lucha en campos concretos evitando participar en la utilización política del evento.. En particular en aquello que siempre diferenciará a unos de otros, la maternidad, decía Inés Arrimadas que si no corregimos los permisos de maternidad y paternidad de forma que ser mujer no sea un inconveniente mayor que ser hombre, no habremos avanzado nada, y de hecho ya hay logros en este campo aunque no suficientes. También hizo mucho hincapié en el tema de las guarderías y con mucha razón porque de toda Europa somos el país con menos guarderías publicas lo que provoca que muchas mujeres trabajen a media jornada para poder atender a los hijos ¿y porqué no los hombres?

Por un tema educacional. El fin del machismo, de la violencia de género, y la orientación profesional hay que lograrla en el colegio, desde niños, porque las leyes solas no valen. En Méjico las leyes prohíben matar y hay policías que vigilan esto pero mueren asesinadas 7 mujeres diarias. Una realidad porque son machistas desde niños. Otra muestra es el ejemplo de Trump. Él desprecia a las mujeres pero sus votos masculinos habría sido insuficientes, le votaron las mujeres, muchas mujeres que por un tema educacional son machistas.

Este es el resumen de ayer, reclamaciones justas utilizadas para fines políticos, propuestas con soluciones desde Ciudadanos con Rajoy con su lacito subiéndose al vagón de cola descolgándose de algunas desafortunadas declaraciones en el PP. Para ejemplo nos quedan personas de Ciudadanos que asistieron a nivel personal, como Begoña Villacís, y los insultos y descalificaciones ideológicas que recibió desde el postureo político anticapitalista. ¿Alguien cree que en los pocos países comunistas que quedan mandan las mujeres? Esto no ha sucedido en China, ni en Rusia, ni en Cuba, ni en Corea del Norte, ni sucederá. Todo postureo.