La solución en Cataluña se llama Inés Arrimadas

0
6072
Ines Arrimadas
Inés Arrimadas
Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El polvorín catalán sigue repleto de odios, rencores y bajos instintos provocados por el pulso entre los tahúres Puigdemont  Buenomartir y Rajoy el incapaz. ¿Quién es más irresponsable, el que lanza a la policía contra el pueblo o el que dirige al pueblo contra la Ley?

Las soluciones no llegan porque la clase política en su mayoría sigue anclándose en sus  tacticismos políticos que paso a describir:

En CiU siguen a la desesperada una vez que el capo Pujol ha sido desarmado por sus valedores en Madrid, sus tropelías y corruptelas están siendo levantadas tras años de silencio cómplice por parte de los antiguos socios del PPSOE. El centro derecha catalán ha dejado en manos del kamikaze Puigdemont  la estrategia del partido para que se queme a lo bonzo convirtiéndolo en Martir de los poderes Castellanos, a fin de obtener un escudo ante la corrupción convergente y su deficiente gestión.

ERC sigue siendo el partido de los románticos radicales, los compañeros de Companys,  aquel que en 1934 realizó un Golpe de Estado y que hoy pretenden desde las filas republicanas hacer un remake actualizado, eso sí con multitud de selfies y tuits para ser recordados como héroes de la historia Nazionalista Catalana en ese trayecto de falaz buenaventura  hacia la Ítaca Republicana de nunca jamás.

La CUP es un partido híbrido de los cachorros de altos funcionarios pijoprogres junto a los viejos anarquistas sindicalistas de corte libertario y distopico. Son los más consecuentes porque su sueño es el caos que realmente es en lo que estamos inmersos  por la incapacidad de la clase política dirigente.

En las filas de Podemos los Lunes critican el Golpe de Estado y los Martes están haciéndose fotos con Puigdemont, aunque depende también  de la hora del día, del aparato demoscópico y de los designios del líder mesiánico Iglesias. Sin embargo la ganadora del Goya a la mejor interpretación política y alcaldesa de Barcelona Ada Colau ha desarrollado una capacidad de nadar y guardar la ropa digna de las castas políticas más profesionales, sorprende que una persona que proviene de la sociedad civil sea tan capaz de esconder sus intenciones  independentistas para contentar a sus votantes no separatistas.

El equipo del PSOE Amateur está en contra del PSOE Veterano y mientras unos piden la aplicación del artículo 155 para recuperar la normalidad institucional y poder empezar a dialogar, los otros siguen obsesionados en que los podemitas no les resten ni un voto más. Lo que estén sufriendo sus propios alcaldes, sus votantes o exvotantes poco importa mientras no se les relacione con el PP y puedan seguir luciendo su agotado palmito socialdemócrata.

Rajoy el impasible sigue anclado en su estrategia de inacción para seguir caldeando el ambiente españolista, cuantas más banderas de España se cuelguen en los balcones más votantes pueden recuperar. En el PP han adoptado la misma estrategia que los convergentes, mientras griten VIVA ESPAÑA nadie se acordará de los escándalos; las fuerzas de seguridad del estado,  la bandera , el himno Español son muy grandes y todo lo tapan.

La mayoría de los ciudadanos Catalanes se sienten también Españoles, son un pueblo repleto de emprendimiento y orgulloso de sus logros. Quieren ser dueños de su destino y poder decidir el futuro a medio y largo plazo no únicamente territorial sino principalmente social, cultural y económico. En ese afán de superación muchos catalanes han ido cayendo en la trampa identitaria racial que desde las manipulaciones populistas nacionalistas han ido tejiendo los irresponsables partidos Catalanes apoyados muchas veces por los partidos nacionales. Por fortuna desde la sociedad Civil y la cultura nació un partido que hoy es líder de la oposición, CIUTADANS de CATALUNYA y que desde el desprecio a la servidumbre de cualquier tipo de nacionalismo es el único capaz de buscar consensos para vertebrar una actualizada Constitución que sirva de marco para paliar las carencias actuales y servir de base para futuras generaciones.

La solución al conflicto social no vendrá por  un pulso de testosterona entre los separatistas y los conservadores.  Las mujeres tienen mayor capacidad que los hombres para gestionar con creatividad y solucionar posturas irreconciliables, dialogar y respetar antes que imponer,  por ese motivo ninguno de los actores que hoy están al mando pueden liderar un proceso de recomposición social. Cataluña se proyectará hacia adelante con ilusión y se recompondrá con la llegada al Palau de la Generalitat de la primera Presidenta Inés Arrimadas que está capacitada para liderar una Cataluña que quiere volver a ser locomotora de España y Europa tras años de Pujolismos, tripartitos y demás experimentos pirotécnicos.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Doce − siete =