La estiba estiba a Rajoy

0
928
Estiba de buques
Estiba de buques - por Paolichy
Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Estiba: Atacador de los cañones de artillería. Así define el diccionario de la RAE el término en su primera acepción. Y a cañonazos está terminado esta larguísima historia que comienza a finales de los 90 con José María Aznar gobernando, continúa con José Luis Rodríguez Zapatero en La Moncloa y culminará, por las buenas o por las malas, con Mariano Rajoy con sus posaderas en el sillón de la presidencia del Gobierno.

Parece que los estibadores, y la mayoría de la cámara, estiban a Rajoy en su sitio.

Pero como todos han comprendido desde la primera línea no vamos a hablar de “estiba” en esa acepción, si no en aquella que dice “colocación conveniente de los pesos de un buque, y en especial de su carga”.

Dejemos un poco atrás la prehistoria política y centrémonos desde diciembre de 2014, cuando Ana Pastor, actual presidenta del Congreso de los Diputados, lucía el título de Ministra de Fomento. Desde entonces, el Gobierno de Mariano Rajoy tiene encima de la mesa un ultimátum, que como es costumbre en el “rápido de Compostela” ha dejado pudrir hasta el punto límite.

No vale decir que el año en el que estuvo en funciones no pudo tomar ninguna medida en este sentido. Tuvo todo un año antes para resolver lo que ahora quiere hacer en un mes. La habitual desidia de Rajoy nos ha llevado a acumular una multa de 23 millones de euros que tiene ahí anotada en nuestro debe la comisaria europea de transporte, Violeta Bulc, que ha afirmado que Europa ha “esperado mucho tiempo a que España tomara medidas”. Parece que por Bruselas no conocen bien la velocidad de crucero de D. Mariano.

Seamos sinceros, esto no es un problema exclusivo de Rajoy y del PP. El PSOE tampoco ha querido hacer absolutamente nada con un sector que en el resto de Europa está reconvertido y no es un problema desde los años 90. Aquí nos tomamos las cosas con calma, sin duda. Más de veinticinco años para meter mano a este asunto son demasiados.

Pero esto es un síntoma más de como deja pudrir los asuntos el PP de Mariano Rajoy. Señor Maillo, parece que en este asunto se le están pegando las lentejas, como en tantos otros. Llevar los asuntos de gobierno a las “deadline” para después echar la responsabilidad de su fracaso a otros no deja de ser una burda maniobra en la que caerán algunos hooligans de su partido, pero que cualquier persona con un mínimo de criterio verá que no existe bolita debajo de los cubos de trilero con los que nos quiere embaucar a todos. Y a nuestro bolsillo.

La mayoría de los medios de comunicación menos, o santo oráculo, La Razón, llevan hoy a portada la posibilidad, como amenaza, de unas nuevas elecciones. Elecciones que serían una incógnita en muchos sentidos menos en uno: El PP no tendría mayoría absoluta; por tercera vez.

Así que D. Mariano, ya no disfruta, muy a pesar de D. Francisco Marhuenda, de esa mayoría rodillo de años atrás, y tendrá que tentarse mucho la ropa antes de, a partir del próximo mes de mayo, pensar en una convocatoria electoral. Y aunque le de agujetas tendrá que realizar el ejercicio de negociar, pactar, dialogar, consensuar, y lo que es más importante, recuperar su credibilidad, pues su palabra hoy por hoy vale muy poco.

Quizás todo este espectáculo de la estiba tenga la virtud precisamente de hacer una estiba a Mariano Rajoy, que como dice el diccionario antes citado significa “colocación conveniente de los pesos de un buque, y en especial de su carga”. Tal vez, la carga de Rajoy y sobre todo su desidia, hayan sido puestos en su sitio por su especial peso.