La educación sigue siendo moneda de cambio con los nacionalistas

1930
Íñigo Mendez de Vigo | Fuente: La Moncloa
Comparte
  • 78
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    78
    Shares

Los maestros estamos hartos de que no se alcancen medidas en el pacto educativo. El Partido Popular y el PSOE han legislado politizando hasta límites que no alcanzaría nadie a comprender. Siempre dando la espalda al profesorado, que somos los que sabemos la realidad del día a día en las escuelas e institutos. Parece mentira que legislen y se crean que se pueden llevar a cabo ciertas características de las leyes educativas y cuando nos surgen problemas no hay nadie para resolver.

Tenemos una escuela plural y diversa. Las aulas o están con la ratio al límite o están carentes de recursos en la escuela rural.

Me parece mentira que el gobierno, sea rojo o azul, no haya asegurado una educación en condiciones, no haya cuidado de que se impartan las clases en castellano, idioma vehicular en todo territorio nacional. Hoy nuestro ministro, el señor Méndez de Vigo, ha explicado que va a “intentar” que los padres que deseen que sus hijos estudien en castellano, como marca la ley y también la Constitución, puedan hacerlo ¿Intentar que se cumpla la ley señor ministro?

España tiene una lengua rica y es la segunda más hablada en el mundo, pero en su “casa” la repudian y sus “guardianes” se avergüenzan de ella. En Asturias quieren instaurar el bable, en Baleares el catalán, en Valencia el valenciano…. Y así hasta que esta nación sea la torre de Babel y no nos entendamos.

Esas mentes cerradas (nacionalistas) y esos personajes deseosos de chiringuitos plagados de subvenciones, enmascarados en pro de la cultura, están consiguiendo que nuestros niños tengan una de las peores formaciones europeas.

No es cuestión de prohibir ni quitar lenguas, pero es de retrógrados empobrecer la enseñanza de su idioma materno. En la actualidad, se va implantando el inglés como segundo idioma, salvo en las comunidades con lengua cooficial, que imponen su lengua, salvo el área de lengua castellana, que no les queda otra que hacerlo en español. Aunque les sorprenda, yo hasta me creo que esas horas las hacen en catalán o en el idioma de turno.

Esto tiene un orden lógico, primero asegurar que todo español sepa castellano en condiciones y en las zonas de España que tienen lenguas cooficiales, se enriquezcan con su otra lengua, pero… ¿qué es eso de imponer? Precisamente lo hacen esos demagogos de la libertad de expresión, que si leen estos párrafos ya me estarán diciendo que soy una facha. No, no lo soy, pero si por defender el castellano y amar a España, me lo tienen que llamar, entonces estaré orgullosa porque mi país se lo merece.

Todos estos “catedráticos” que quieren hacer de la educación y de la imposición de lenguas su cortijo, les dejaría yo con un aula de 26 niños en los que atiendan varios niveles curriculares, donde hay niños autistas, hiperactivos, con necesidades educativas de diverso tipo o simplemente que acaban de llegar a España y solo conocen el rumano o marroquí, y que den clase, se lo cambio una mañana, yo me voy a su sillón y ustedes a mi clase, pero sólo una mañana, mi trabajo es precioso. Y luego me vengan con imponer lenguas, cuando sólo conocer el castellano ya nos cuesta.

Simplemente necesitamos de una vez por todas, que se nos escuche a los profesionales, que no es igual dar clase en la universidad que en un colegio y la realidad no es la misma dentro de una ciudad, en un pueblo o incluso un barrio problemático.

Sobre el MIR educativo, creo que puede ser una gran opción para por fin ordenar el acceso a la docencia, pero ojo, somos muchos interinos que aun habiendo aprobado cuatro o cinco veces las oposiciones, tenemos que seguir examinándonos de las mismas una y otra vez, así existen miles de profesores en España, que ha aprobado las oposiciones y siguen sin plaza. Y lo peor de todo, su nota no se reserva salvo para las listas de interinos que te lo incluyen en el baremo según la comunidad autónoma en la que te presentes. Quizás se podía empezar por ahí también, que a los sindicatos no les leo nunca nada de eso. La estabilidad en tu puesto de trabajo es necesaria, no andar con tu maleta a cuestas porque no sabes dónde vas a ir a parar.

Gracias y si me leen, espero que sirva para algo.