¿Qué esperar del día después del pseudo-referéndum?

0
482
Diada
Foto: Jordi Ferrer
Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Los hechos del 1-O son los esperados. Pasividad de los Mossos mientras la Policía junto con la Guardia Civil hizo verdaderas heroicidades para cumplir las órdenes recibidas y respetar el cumplimiento de la Constitución, las leyes, el Estatut, los mandatos judiciales, y el orden internacional, todo en una soledad absoluta, sin haberse anulado el traspaso de la competencia sobre las fuerzas armadas catalanas o un estado de excepción que lo había de hecho, pero no de derecho. Ni el Gobierno logró cerrar todos los colegios, porque sin el apoyo de los 17.000 mossos era imposible, ni el Govern logró llevar a las urnas la gente deseada, ni siquiera con las papeletas que introdujo antes de iniciarse la votación. Afortunadamente no se han producido los miles de muertos de 1934 a pesar de que estamos asistiendo a un golpe de estado secesionista mientras que en la Republica solo era la declaración de una independencia dentro de la Republica Federal Española, un anhelo federalista. ¿Y ahora qué hacemos?

El diálogo entre las partes parece imposible sin cambio de protagonistas. Ahora mismo nos encontramos con que las conversaciones serían entre fantasía y fantasía, o entre fantasía y razón o viceversa según quién lo mire. La realidad es que Cataluña está ahora dividida en dos partes radicalizadas, en un 35-65 si se mira por censo o en un 48-52 si se mira por votantes, en cualquier caso dos partes, familias rotas, grupos de amigos disueltos, y compañeros de trabajo que no se hablan. Habrá que dejar de odiar, reposar el resentimiento, y volver a la realidad, hablar si, pero desde posiciones reales, no desde posiciones radicales minoritarias donde los bancos se suben a las mesas. Hay que admitir que la Constitución del 78 necesita reformas, actualización, pero con legalidad y realismo.

La vuelta a la realidad exige darse cuenta que la democracia es el poder del pueblo, pero que el crecimiento de los pueblos y los países ha convertido la democracia directa en democracias representativas mediante elecciones libres con voto secreto. A esto se sumó la evidencia de que además de votar es necesario permitir una gobernabilidad, por ello no existen sistemas proporcionales puros y cada país busca sistemas electorales que faciliten la formación de gobiernos, así podemos ver que si España utilizara el sistema mayoritario, como Inglaterra, el PP tendría en el Congreso la misma mayoría absoluta que tiene en el Senado, o si hubiese segunda vuelta siempre habría gobierno, como también lo consiguen con el sistema del País Vasco. Alemania exige un 5% de los votos para poder estar representados en su Parlamento y nosotros tenemos la ley de D’Hondt para reajustar restos además de un problema con las circunscripciones electorales que habrá que revisar.

Alguien que me esté leyendo puede preguntarse a que viene esto. Pues es la clave de todo. Si no nos situamos en el punto de partida sabiendo lo que es viable y lo que no, cuales son los márgenes en que nos movemos, será imposible diálogo alguno. Los independentistas están gobernando gracias a la ley electoral. Si el sistema electoral fuese proporcional puro el grupo secesionista de Junt pel Si y la CUP sumaría el 48% de respaldo electoral y por lo tanto carecería de esos 72 votos con los que aprobó esas leyes declaradas ilegales en forma y fondo. Es muy importante y necesario que la Generalitat sea consciente de que no tiene mandato mayoritario para hacer lo que quiera, que se debe a la totalidad de Catalanes y gobernar para todos, lo mismo que debe admitir que todos los países exigen una mayoría cualificada de 2/3 para cambiar leyes fundamentales. No es un capricho, es para compensar el efecto de la abstención que nunca es radical, algo que se admite internacionalmente.

Otro componente clave en todo esto es que el sentimiento de los catalanes que quieren votar, de los que quieren decir hasta luego y de los que ven en ello la manera de acabar con esta discusión que no es lo que más les preocupa. Es imprescindible saber que la secesión está prohibida en todas las Constituciones del mundo y la referencia de Escocia no es válida porque su circunstancia es otra y porque Gran Bretaña es la excepción, un país sin constitución. Lo que parece querer esos catalanes que se estiman en ese 35% que aparece siempre, pero que podría ser otra cifra, es lo que quieren otras regiones de Alemania, Italia, Francia, Holanda y hasta podría darse en Estados Unidos, pero el mundo se ha globalizado de hecho y eso es inviable. Una Europa de los pueblos como en su día dijo el Lendakari, llevaría a una Europa con cientos de países independientes y por lo tanto a una Europa ingobernable. Nunca se va a dar una sedición pacifica, ni violenta, que sea aceptada internacionalmente salvo colonias, por mucho que se empeñe Pablo Iglesias o Ada Colau que aprovechan este trágico momento para arañar votos y minar al Gobierno del PP que en estos momentos es el Gobierno de España.

Para dialogar es necesario que se admitan estas premisas, que las mayorías deben ser cualificadas para cambiar leyes fundamentales, que siempre se discurrirá por caminos legales hasta para cambiar las leyes, y que la sedición es imposible en el mundo actual. Todo lo demás es discutible, para uno u otro lado, pero con otros interlocutores. Cataluña necesita otros interlocutores creíbles y respetuosos con la promesa de lealtad a la Constitución que hacen al ocupar el cargo, y especialmente con gente que no se vea involucrada en 2018 cuando Andorra de todos los datos de cuentas bancarias, algo que va a involucrar a centenares de políticos nacionalistas. Para cambiar a Puigdemont mucho me temo que no harán falta elecciones, declarará la independencia el martes con su 48% de respaldo pero que la ley electoral transforma en 72 escaños. Quiere pasar a la historia y quizás no desaproveche ña ocasión. La declaración de Company duró 10 horas y le costó 30 años de condena. Esperemos que escoja las urnas, pero las de verdad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × 5 =