El ocaso socialista

0
340
Ferdinand Lassalle, padre de la socialdemocracia
Ferdinand Lassalle, padre de la socialdemocracia
Compartir:

En la vieja Europa, la cuna y esplendor de la sociedad del bienestar, las políticas socialdemócratas han entrado en declive. Su ocaso está latente no solamente por los resultados electorales sino también por la imposibilidad de desarrollar un estado protector y garante de una sociedad igualitaria sin incurrir en desajustes macro económicos perjudiciales a medio y largo plazo.

Tomando como referencia los resultados electorales a las elecciones presidenciales de los candidatos Socialdemocratas de los partidos de los principales países, agrupados en el partido Socialista Europeo, encontramos resultados diferentes. En el siguiente gráfico vemos la evolución, desde los años precrisis económica (2005-20008) hasta la crisis más profunda (2009-2011) y el inicio de la recuperación a partir del 20012 y la época actual tomando como referencia en la mayoría de casos  los sondeos ya que no han celebrado elecciones en los años 2016 o 2017.

Evolución voto socialista
Evolución voto socialista

La tendencia general es la bajada de los partidos clásicos de centro izquierda socialista, descalabros muy significativos como los de Grecia y Francia junto a bajadas suaves como las de Alemania o Austria. El declive principal ha venido a partir del año 2014-2015 que por su parte ha coincidido con la aparición de nuevos partidos que han absorbido los votos de los partidos socialdemócratas clásicos.

Estamos claramente en una crisis del socialismo democrático sin retorno, el bloqueo de la coordinación keynesiana, con la pérdida, debido a la internacionalización de la economía, de la capacidad de los gobiernos nacionales para encarar las crisis económicas y, especialmente, el aumento del paro ha provocado una ruptura del ideario clásico socialista hacia dos vertientes muy diferenciadas.

Ideología dirigentes socialdemócratas europeos
Ideología dirigentes socialdemócratas europeos

Por un lado aparece la nueva izquierda Populista de origen marxista con rasgos comunes a la nueva extrema derecha como la salida de la UE, el aumento del déficit público y la imposición de barreras al libre mercado. Estos partidos de extrema izquierda han provocado la debacle de partidos como el PASOK en Grecia o el PS Francés, también ha sucedido en España con la aparición de Podemos y la pérdida de votos del PSOE. De nuevo han resurgido las viejas luchas de clases y la satanización del Capital como fuente de riqueza para el conjunto de la sociedad. Volver al concepto de Lenin de Reclutamiento Industrial obligatorio y poner como patrono “al Partido” en forma de planificación económica es el deseo oculto de estos movimientos que pasa por la nacionalización de los medios estratégicos de producción y la autarquía de los mercados nacionales.

La segunda derivada que ha tomado el socialismo es el camino hacia el liberalismo, esa denostada palabra por parte de la izquierda debido a la confusión del mal llamado neoliberalismo salvaje de la década de los 80 y que poco tiene que ver con el socioliberalismo de los fundadores de los Estados Unidos de América o con el liberalismo progresista de los países Nórdicos, que ante la crisis utópica del socialismo marxista a principios de los 90 realizó el giro liberal que están tomando ahora los socialistas Alemanes o Italianos.

Si hay un país Europeo con una democracia históricamente avanzada a su tiempo ese es Francia, desde la conquista de la libertad revolucionaría pasando por la búsqueda del sangriento igualitarismo, de sus batallas napoleónicas en pro del europeísmo Nacional o el descubrimiento del Socialismo sesentayochesco trasnochado.

En 2017 Francia ha marcado el camino: Una derecha conservadora moral y económica que se extrema en sus posiciones y se coge de la mano populista de un socialismo que gira hacia el marxismo, por otra parte desde el centro reformista surge Macron renovando el liberalismo en un espacio libre de hemiplejia moral con recetas validas desde izquierda y derecha.

¿Y España? Spain is different o no tanto, tenemos a un PP que se va escorando hacia la derecha, un Podemos unido a los bolcheviques clásicos ganado espacio político a base de populismo, y también ha surgido desde la sociedad civil un movimiento similar al de Macron con Albert Rivera capitaneándolo. Únicamente falta que los Españoles asimilen el nuevo escenario con mucha pedagogía y de paso que lo comprendan también los socialistas podemitas de Sánchez o los socialistas liberales de Díaz.

¡Dichoso aquél que puede con amor saludar su ocaso más glorioso que un ensueño! Charles Baudelaeire

Por Pako Valles @Pako__V

 

Compartir: