Cuando la sensatez llama a la puerta

0
1623
Albert Rivera defiende el tratado de libre comercio con Canadá en el Congreso
Albert Rivera defiende el tratado de libre comercio con Canadá en el Congreso
Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Cuando parece que el absurdo nos invade, la sensatez llama a la puerta. Llevamos meses viendo como en el congreso de los diputados, nuestros representantes se insultan y se faltan al respeto. Hemos aguantado una absurda moción de censura que nació sin futuro, y a pesar de ello, siguieron adelante.

Hemos sido testigos silenciosos del resultado de las primarias socialistas. Pedro Sánchez, el nuevo secretario general, nos presenta su nuevo proyecto. “Nuevo” no sé si será, absurdo de momento sí que parece. Nos hablan de nación de naciones que ni ellos saben bien cómo definir o concretar; las múltiples meteduras de pata de sus nuevos dirigentes, ocupan espacios de tertulia y es que entra en juego la frase del verano: “a título personal”. Tomaremos nota de esta recurrente frase, de la que está ya abusando el nuevo portavoz socialista, Óscar Puente. Y es que parece que perdemos el norte, que no están a la altura de las circunstancias, parece que los problemas de los ciudadanos están en segundo plano y sólo les interesa la foto.

Hoy la foto era Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, pero, es en este momento, cuando la sensatez ha llamado a la puerta. El presidente del gobierno, Mariano Rajoy, se ha reunido con el líder de la verdadera oposición, con Albert Rivera. Por fin vemos gestos de seriedad, reuniones que tratan los problemas de los ciudadanos como la bajada de impuestos, propuesta por el joven líder liberal, ante la próxima negociación del techo de gasto. Por fin parece que se ve sensatez, que si hay representantes dispuestos a sentarse a dialogar por el bien de España sin temor a pronunciar el nombre de nuestro país. Dispuestos a plantarse contra el órdago separatista. Dispuestos a mantener el pacto antiterrorista sin medias tintas, dispuestos a que los españoles por fin podamos sentir que nuestro voto ha servido para algo.

El Partido Popular está arrinconado, débil y muy solo, tienen que negociar. Por suerte, tenemos un partido, Ciudadanos, con responsabilidad de estado, con sensatez, que podrá dar el relevo a este viejo partido popular, quemado por la corrupción y anclado en el pasado. Hoy por hoy, son los populares los que tienen mayor número de escaños, habrá que seguir negociando y trabajando frente al absurdo de la izquierda que no sabe por dónde se anda, y parece que solo ansia el poder y la foto de portada.

Marta Sanz Gilmartín | En Twitter @msgilmartin

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

20 − 3 =