Comparaciones: IV Asamblea Nacional de Cs versus ‘Vistalegre II’

Han concluido las Asambleas Generales, Congresos y “Vistasalegres” varios

0
985
IV Asamblea General Ciudadanos
IV Asamblea General Ciudadanos
Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Se dice que las comparaciones son odiosas,  afirmación con la que no comulgo en absoluto. Una comparación es odiosa para el que sale perjudicado de la misma. Jamás he oído esas palabras en boca de alguien a quien favorezca este ejercicio.

Dicho esto, en esta mañana de sábado en la que, de momento han concluido las Asambleas Generales, Congresos y “Vistasalegres varios, me ha dado por echar la vista atrás y divertirme un poco comparando. Ya advierto que si el lector es de Podemos mejor se ahorre seguir con la lectura porque, como decía al inicio, puede ser que este ejercicio no sea de su agrado.

Comencemos por algo sencillo como puedan ser dos palabras;

Gente.- Según el diccionario de la RAE la primera acepción que encontramos es pluralidad de personas, pero a mí me llama más la atención la segunda –“con respecto a quién manda, conjunto de quienes dependen de él”-. En mi opinión es ésta en la que piensan los líderes de Podemos cuando se refieren al partido de “la gente”

Por otra parte, tenemos el término Ciudadano –y aquí la que me interesa es la tercera entrada – “persona considerada como miembro activo de un Estado, titular de derechos políticos y sometido a sus leyes.

Yo no sé ustedes pero de momento yo, me quedo con “Ciudadano”.

Ahora quiero analizar dos acontecimientos, concretamente la IV Asamblea Nacional de Cs versus “Vistalegre II”. En la primera se han debatido, ideas, posicionamientos políticos, se han aprobado unos estatutos y se ha elegido un Comité Ejecutivo Nacional sin aspavientos, con la madurez de quién está seguro de tener un gran proyecto que ha ido madurando durante años, de menos a más como siempre se ha enseñado que deben hacerse las cosas. En el segundo ¿qué decir?, ya el nombre resulta paradójico “Vistalegre II” ha sido cualquier cosa menos eso; las caras eran un poema, los discursos carentes de contenido político en lo único que se basaban era en el apuñalamiento por la espalda de los otrora compañeros, y que decir de la purga que se presentía y que ya comienza a hacerse efectiva; falta de madurez, de proyecto político y una gran dosis de improvisación en un partido que ha crecido sin tutor,  retorciéndose a medida que aumentaba su tamaño y llegando a convertirse en una suerte de cuasimodo que no podrá enderezarse ni con cirugía.

Por último veamos actitudes, las aptitudes las dejaré para otro momento. Estamos asistiendo a diario a una suerte de tangana barriobajera en muchas de nuestras instituciones por parte de Podemos, sus confluencias, mareas y batiburrillos varios, sin ir más lejos lo hemos podido comprobar hace escasos días en el Congreso cuando, desde su bancada, Iglesias y los suyos hacían gestos a diputados del PP más propios de una pelea de bar que de una cámara de representantes. No sé a ustedes, a mí no me gusta esa forma “nueva” de hacer política. Novedosa me parece la actitud de Ciudadanos, de sus políticos que consiguen, mediante la negociación y  el consenso, hacer que este país esté empezando a recuperar la ilusión, que propone y desarrolla proyectos de política útil, que es al fin y a la postre es lo que nos hará crecer.

Evidentemente habrá a quién estas comparaciones no le hayan gustado en absoluto pero, si se fijan bien verán que se trata únicamente de una constatación de hechos. En mi caso me ha servido para rellenar un rato de asueto en esta preciosa mañana de sábado.

¡Ah, se me olvidaba, luego están el PSOE y el PP!

Teté Vinuesa

Compartir