Cifuentes, la Divina Misericordia de Rajoy y el aquelarre de Feijó

Mariano Rajoy y Cristina Ccifuentes | Foto: D.Sinova / Comunidad de Madrid
Mariano Rajoy y Cristina Ccifuentes | Foto: D.Sinova / Comunidad de Madrid
Comparte
  • 15
  • 26
  •  
  •  
  •  
  •  
    41
    Shares

Cifuentes es un pueblo de la provincia de Guadalajara cuyo patrón es el Cristo de la Misericordia y Cifuentes también es la máxima dirigente del PP de Madrid cuyo patrón es Rajoy, que ejerce la Divina Misericordia con ella.

Cada vez que los dirigentes del PP de Madrid comenten algún pecado, y lo hacen habitualmente, sale el atributo del Dios Rajoy del PP, en cuya virtud perdona los pecados y miserias de sus criaturas.

El PP de Madrid compite directamente con el PP de la Comunidad Valenciana para ver cuál de ellos se lleva el primer premio de darles problemas a la dirección nacional del PP por casos de corrupción y otras gaitas. Otras gaitas que siempre hacen recordar a Rajoy a su añorada tierra, donde el salvador Feijó ejerce de bruja montando aquelarres junto con otros dirigentes del PP nacional, para en ellos quemar vivo a cualquier figura emergente que pueda hacer peligrar la herencia del propio Feijó como máximo dirigente nacional del PP.

Rajoy sabe perfectamente que dejar caer Madrid es arrastrar al PP, sin solución alguna, hacia el abismo de la oposición, pero ya son tantos los dolores de cabeza que le ha dado el PP de Madrid a Rajoy, que enrocado cual maestro de ajedrez, ha optado por ejercer su Divina Misericordia y perdonar los pecados de Cifuentes, sin saber que este enroque le lleva a tener que echarle un órdago a Ciudadanos en otro juego de mesa, donde ya la estrategia y el tablero cuenta menos, pues en el mus también cuenta el azar de las cartas que tengas en tu mano y me temo mucho que esta vez Rajoy va de farol.

Esta situación de Misericordia de Rajoy con Cifuentes durará lo que Feijo quiera. Ya tiene a una de sus máximas competidoras en la cuerda floja, solo tienen que mantener una conversación de gallego a gallego para que en uno de esos pues si, pues no, pues si, pues no, tan típico de ellos, la balanza se desequilibre y la Misericordia de Rajoy con Cifuentes se termine.

Si el órdago a Ciudadanos termina forzando el apoyo de Ignacio Aguado y los suyos a la moción de censura del PSOE en Madrid y llegara a producirse, este mal movimiento saldrá muy caro al PP cuando se levanten las cartas y se vea, que Rajoy iba de farol. La defensa de la frase “nada ni nadie está por encima del partido” de Rajoy cada día la dice con la boca más pequeña, pues está atragantado de tantas mentiras y corrupción.