Assange, Otegi, Puigdemont y otros chicos del montón

0
1128
Del montón. Si, si, del montón, eso es lo que son Assange, Otegi y Puigdemont, del montón de personajes adocenados que han convertido las soflamas del independentismo
Del montón. Si, si, del montón, eso es lo que son Assange, Otegi y Puigdemont, del montón de personajes adocenados que han convertido las soflamas del independentismo
Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Del montón. Si, si, del montón, eso es lo que son Assange, Otegi y Puigdemont, del montón de personajes adocenados que han convertido las soflamas del independentismo catalán en causa común y que han recibido los correspondientes varapalos ante su falta de autoridad moral en defensa de unas proclamas realizadas por quienes carecen de legitimidad, al margen de la legalidad y sin aval internacional.

Julian Assange

Serias dudas, muy serias, son las que se tienen sobre la intervención de Julian Assange en el acto final de esta farsa teatral.

El cruce de mensajes entre el editor de Wikileaks y Arturo Pérez-Reverte podría quedarse en una anecdótica polémica en la red social twitter, al defender el activista político un supuesto derecho de autodeterminación y el escritor evidenciarlo ante el profundo desconocimiento histórico, social y jurídico que tiene sobre el desafío catalán. Assange traspasó todos los límites al ilustrar unos de sus tuits con la imagen del estudiante chino enfrentándose a los tanques en la plaza de Tiananmén, en un intento de comparar la actuación seguida por el Gobierno español con la represión China en 1989. Lamentable, muy lamentable. Aquí no se pasearán los tanques por la Diagonal.

Sin embargo, lo de Assange va más allá y reconoce públicamente colaborar en defensa de la web del referéndum del 1-O en Catalunya, cerrada por orden judicial. Lo preocupante de esta contribución es el halo que siempre ha existido entorno a la presunta cooperación del hacker con el Kremlin, extremo negado reiteradamente por ambos, sin embargo siempre cuestionado, al interferir las filtraciones facilitadas desde Wikileaks a favor de aquellos sectores más afines a la causa rusa. Putin siempre ha pretendido desestabilizar a Europa, de ahí lo inquietante del interés por el procés de Assange. La teoría de la conspiración puede estar servida.

Arnaldo Otegi

Sorprende que al frente de la defensa del independentismo catalán se sitúe Arnaldo Otegi, condenado por la Audiencia Nacional a seis años de prisión y a inhabilitación para el desempeño de cargo público por intentar reconstruir la ilegalizada Batasuna siguiendo instrucciones de ETA. Todo bien para el independentismo catalán, olvidando a los 54 asesinados, a los 224 heridos y los tremendos atentados de Hipercor o de la Casa Cuartel de Vic.

En estos momentos, cualquier “refuerzo” a la causa independentista será bien recibido, solo se requiere connivencia para desafiar al Estado español.

Qué falta de escrúpulos del secesionismo catalán al dar protagonismo y ofrecer un espacio de reconciliación a quienes han causado tanto dolor, sin mostrar arrepentimiento, ni pedir perdón ni a víctimas, ni a familiares, ni a la sociedad en general. Los que asienten o consienten con los mal llamados “artesanos de la paz”, se convierten en sus cómplices, y no hablamos solo de afines a ERC, la CUP o Podemos, sino de la silente y transversal clase media catalana, la gran sostenedora del potencial voto soberanista en Cataluña.

PUIGDEMONT

In extremis. Sí, in extremis fue la precipitada y cuasi accidentada investidura del Molt Honorable President Puigdemont i Casamajó, al derivar la misma de la situación mortis causa en que la CUP dejó al candidato potencial Artur Mas.

El Sr. Puigdemont ya apuntó maneras en su toma de posesión, prestando juramento sin fidelidad al Rey ni acatamiento a la Constitución. Consecuente y coherente ha sido el camino seguido con la deslealtad implícita en esa toma de posesión, llevándonos al peor de los escenarios posibles tras aprobar el quebrado Parlament de Catalunya las Leyes del Referéndum y de Transitoriedad Jurídica y Fundacional de la República Catalana.

El Sr. Puigdemont, tras la firma del Decreto de convocatoria del referéndum, difundió en la red social twitter el siguiente mensaje: “El referèndum del 1-O ja camina”. Considero la frase incompleta, y le añadiría al molt honorable President, lo siguiente: “El referèndum del 1-O ja camina. Si, el referéndum camina hacia el Tribunal Constitucional, la jurisdicción penal y casi seguro buscando el abrazo del art.155 de la Constitución Española”.

Pintan bastos. El Estado de Derecho ha empezado a actuar. La cuestión es saber quiénes están dispuestos a inmolarse tras la suspensión cautelar del Tribunal Constitucional de todas la Leyes y actos relacionados con la celebración de la consulta ilegal al haber admitido a trámite todos los recursos interpuestos por el Gobierno de la Nación, o desobedecer las órdenes e instrucciones dadas por  el Fiscal General a Alcaldes para que se abstengan en participar con el referéndum del 1-O y a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, entre los que se incluyen los Mossos d’Esquadra, para que denuncien a autoridades, funcionarios y particulares que colaboren con el mismo. A ver, a ver hasta dónde llega esa valentía.

Sí el tema tuviese gracia, que evidentemente no la tiene, ni por lo que han hecho, hacen o todo apunta que van a hacer los “artistas” en cuestión, cualquiera de ellos podría ser un “chico Almodóvar” y protagonizar una de sus comedias. Reúnen el perfil esperpéntico de los personajes del manchego, pero que no olviden que todos ellos transitan de la comedia al drama en un plis- plas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

18 + seis =