Arrimadas no irá a la Generalitat mientras esté la pancarta independentista

1710
“No me puedo dar por invitada a una reunión en una institución presidida por un símbolo independentista que expulsa a millones de catalanes”
“No me puedo dar por invitada a una reunión en una institución presidida por un símbolo independentista que expulsa a millones de catalanes”
Comparte
  • 65
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    65
    Shares

La líder de Cs irá este sábado a Vic para denunciar que ‘el independentismo quiere expulsar del espacio público a los que no piensan como ellos’, tras denegarles el permiso para celebrar un acto

“No me puedo dar por invitada a una reunión en una institución presidida por un símbolo independentista que expulsa a millones de catalanes”. Así lo ha dicho la líder de Ciudadanos (Cs) en Cataluña y portavoz nacional del partido, Inés Arrimadas, en referencia a la reunión que hay prevista mañana en el Palau de la Generalitat con el President, Quim Torra, donde hay instalada una pancarta con “un lazo amarillo que demuestra que el actual Govern sólo representa a los que llevan un lazo amarillo”.

Arrimadas ha apelado “al diálogo, pero dentro de unas premisas básicas democráticas: no amenazar con planes ilegales, respetar a todos los catalanes, piensen como piensen, y garantizar la neutralidad institucional”. Considera que “las primeras actuaciones de Torra han ido en sentido contrario, porque ha amenazado con seguir con el plan ilegal de Puigdemont que nos ha traído hasta aquí”. Por eso, le ha pedido al President que “recapacite” porque si no lo hace estará demostrando que “no quiere diálogo, sino confrontación”. La líder de Ciudadanos enviará una carta* a Quim Torra para “explicarle estas cuestiones” y “darle la oportunidad” de que “rectifique”.

Por otro lado, la también jefa de la Oposición en Cataluña ha anunciado que asistirá este sábado a Vic para “denunciar públicamente que el independentismo quiere expulsar del espacio público a los que no piensan como ellos”. Lo ha dicho después de que el Ayuntamiento de Vic, gobernado por los partidos separatistas, haya denegado el permiso “al partido que ha ganado las elecciones en Cataluña para celebrar un ‘encuentro ciudadano'”.

“No conseguirán callarnos y seguiremos insistiendo en que las calles, las playas y los edificios públicos son de todos los catalanes”, ha concluido.